El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

21 diciembre 2009

2

Prioridades de vida

Hay gente, como yo, que nos perdemos fácilmente. Que tiene que sentir el mundo encima para reencontrar el camino, para redefinir prioridades.

Entre visitar familia, encontrarme con amigas, instalarme en mi cuarto nuevo de siempre, buscar trabajo y sobrevivir dignamente al divorcio, dejé olvidado que había que prepararme para diciembre y enero de frío.

Todo lo que traería antes, en la cabeza y en el corazón, se esfuma desde que siento que se parte mi espalda en dos, desde que me dan las 6 am sin que aparezca el sueño porque el dolor se apoltrona en la puerta de mi cuarto y no deja pasar a nadie, menos a Morfeo.

Empiezan los días que en los últimos años he tenido... lo que me apena es que haya tanto público alrededor. Estas cosas lastiman menos el alma en soledad. Donde el dolor se mantiene en lo físico y no duelen a nadie en el corazón. Seamos fuertes pues, hagamos todo para sonreír. Nada más déjenme dormir cuando por fin Morfeo entre por la puerta, sea la hora que sea.

Se acercan días en familia, lejos de conexiones virtuales, así que tendré mucho de algo sabroso verdaderamente llenador y me faltará mucho de amistad. El balance pinta como bueno, pero fácil.

Que difícil es luchar por la independencia sin mostrar vulnerabilidades. Aún así yo quiero sentir que no es cierto que necesito de cuidados. Ya veremos quien tiene la razón al final de éste invierno.

2 comentarios:

  1. Sólo conseguimos ser verdaderamente independientes cuando admitimos que necesitamos de todos.

    ResponderEliminar
  2. Eso es completamente cierto... es una de las grandes lecciones de la vida que empecé a aprender hace años. De pronto, lo olvido, gracias por recordármelo.

    ResponderEliminar