El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

15 abril 2007

1

El impacto profesional de toda esposa

Si claro, ya había escuchado del tema. Que la mujer debe ser encantadora e inteligente para tener un buen desempeño social y así “su hombre” se proyecte en el entorno profesional. Una vez casada, no serán pocas las veces, que la mujer deje sus proyectos y compromisos, para cumplir con dicha labor. Deberá asistir a cuantos compromisos sociales decida el hombre. La justificación: “nos conviene” dice el hombre.

Y ese “nos conviene” viene cargado de la inclinación de cabeza unos 45%, levantado de ceja, derecha o izquierda (da igual), y el entendible tono de: “si quieres seguir saliendo de cafecito con tus amigas, comprar las cosas increíbles que encuentras en las tiendas, visitar a tu familia cuando se te pegue la gana y por supuesto, seguir llenando el mueble del baño con cremas para las cejas, los codos, la panza, la cara, las uñas, los pies, etc.”


Así, con ese tono, el hombre recuerda a la mujer su estado de vulnerabilidad, de dependencia económica, de hacerle entender que si él cae profesionalmente, ella cae con é. ¡Y claro! La mujer se tiene que tragar la frase “te conviene a ti”, pero no, no lo dice, porque eso implicaría decir, “yo puedo sobrevivir sin cafecitos, sin cremas y hasta sin ti”. El hombre puede recordarle todo el tiempo a la mujer que ella lo necesita, y la mujer no debe sacarlo de su error. Cualquier hombre enloquece ante esa aberrante verdad.


¿Por qué todo esto? Porque hoy tomábamos tranquilamente el sol, junto al lago, leyendo, en el pasto…

- Nos tenemos que ir.

- Ash, noooo. ¡Hace seis meses que no disfrutaba del sol! Por favor, ay que quedarnos.

- No. Ya habíamos quedado.

- Yo puedo romper mi palabra.

- Pues yo no.

- ¿Te quedas?...
Dice mientras se va calzando.

- Si, diles que me quedé en el sol. Se hizo un silencio. ¿Es muy importante ir a esa comida?

- Es gente con la que nos conviene relacionarnos. Así, con el "nos conviene" en el tono que he descrito.

Me levanto y mientras camino sobre el delicioso pasto, levanto la voz con mi retórica sobre el yugo matrimonial y sus implicaciones sociales y profesionales. Ahí está. Luego llego, lo escribo y me despido. Hay que arreglarse para que el hombre despunte profesionalmente. Pido que este escrito se muestre, sin alteraciones, en toda despedida de soltera. No quiero evitar matrimonios, solo quiero avisar sobre algunos puntos de los que no hablamos.

...4 horas después…

Con las prisas ni alcancé a publicar, así que heme aquí de vuelta. Ya fuimos, comimos y fui encantadora, bueno, un poco. La pasamos bien, sin embargo, el sol de hoy en el día ya lo perdí ¡era mío y lo dejé ir! Creo que era perfectamente justificable decir ¡mi esposa se quedó haciendo unas cosas! Sí, no era necesario dar detalles. Sus compañeros comensales no tendrían que saber que mis cosas, muy importantes, eran leer y tomar el sol. Se trataba especialmente de eso, de sol.

Me entero que esto durará hasta septiembre. La tan platicada época de calor de Bham, ha llegado. Desde ayer, salgo con un pantalón y playera ¡sin suéter!. (Subí evidencia de ayer) Nunca creí reportar esto, pero hace calor. Ya hasta necesito unos lentes de sol y sandalias. No es posible andar con zapatos y calcetas. Es increíble cómo el lugar que conocí gris y reseco, ahora es encantador con florecillas. La magia de la vida.

1 comentario:

  1. !Bienvenida al mundo¡
    Casi siempre estoy de acuerdo con lo que piensas-escribes (en tí no existe la dicotomía), pero ahora: no le cambio ni un signo siquiera para estar TOTALMENTE de acuerdo contigo. Y yo sí imprimiré ésta publicación (casi como un TRATADO SOBRE LA INJUSTICIA DE GENERO),la enmicaré, y la presentaré en TODAS LAS DESPEDIDAS DE SOLTERA QUE tenga en un futuro (acabo de dejar ir 2 gdes. oportunidades....¡y con unas sobrinas...!). Y también en las reuniones (cada vez menos para mí) de "queda bien con la esposa del jefe"(siempre pensé que la esposa del jefe no es la jefa de la esposa....., o de "nos conviene" o "si no vas....te levanto la canasta"..........Casi escribo "triste realidad", pero no, no debo buscar sinónimos, es una "pinche realidad".
    Aunque, luego pienso que si no será injusto para los hombres mantener de por vida (cumpla tus espectativas o no...), a una mujer que ni de su familia es. Bueno no sería tan injusto si la susodicha se justificara haciendo las labores "propias del hogar", pero cuando eso no ocurre, igual la tienes que mantener....a ella y a la que haga lo que ella no hace. Tampoco creo que sea justo (para ellos), que no haya devolución....no me sirve, la regreso. No estoy jugando al abogado del diablo, solo que no tengo hijas... solo hijos (varones, género masculino, hombres pues...) y a veces pienso que la principal injusticia hacia ellos es que somos mucho más inteligentes para manejar cualquier situación. Definitivamente, están en desventaja.... lo demás es para pasar el rato comentándolo en los corrillos exclusivos de mujeres.
    Esteeeee, me voy "tengo que" preparale el desayuno a un varón de mi casa (como si no tuviera manos el ca........)
    JA,JA,JA

    ResponderEliminar