El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

23 noviembre 2008

2

Favor ¿quien?

El buen Carlos, nos enseñó a jugar ajedrez. Se aseguró de que aprendieramos cómo es que camina cada pieza. Es de lo único que le dimos chance.

Justificar a ambos lados
Para unas niñas era casi imposible entender que mamá tuviera novio. No tenía nada que ver que papá si tuviera novia, porque esa era otra historia. El estaba mal. Así que era complicadísimo entender que el que mamá tuviera novio no tenía nada de malo. Hacía corto circuito dentro de nuestras pequeñas cabecitas ¿En qué quedamos? ¿Es malo o bueno que un papá o una mamá tenga novio? Nos tuvo que tomar años (y varios novios de mamá) para entender que ni uno ni lo otro.


El caso es que gracias a mis conocimientos de ajedrez, podría asegurar que estoy picadísima con la partida que se traen los mandos de seguridad pública de mi país. La PFP y la SSP parecen una pareja en trámites de un divorcio muy conflictivo, nomás andan viendo quien chinga más. Y claro, quien tira más peones del otro.


Resulta que ya las notas no están centradas en los movimientos de los cárteles, que la nota roja no está llena de caras de sicarios o secuestradores "normalitos". Ahora día tras día los polis, afis y judiciales están desfilando por ella y por casas de arraigo.


-
¡Uno de la PFP está bajo investigación!


-
¡Ah si! - Le contesta el otro- Pues para que te lo fijes, ora agarraron a uno de la SSP por recibir lana de la mala.


-
¡Uy pero eso no es nada! Acabamos de agarrar al que era el mero mero de la SIEDO


-
¡Si pero espérate! Un mexican curios que trabajaba en la embajada de EU era informante de un cártel. Lo tenemos de testigo protegido.


-
¡Andale! Eso si está bueno, mira que en la mera casa de los gringos.


- ¡Simon! Pero se queda corto, ahora arraigamos al ex zar antidrogras.


- ¡Diablos! Pero a ver que te parece éste movimiento: ¡Arraigamos al nexo mexicano de la interpol! Jaque


- ¡Pero nada de mate!- Le contesta el contrincante- Deja ver ora con qué te contesto en la semana.

Y así mientras ellos lavan sus trapitos en plena plaza, los mexicanos ya no sabemos si festejar con tanto arraigo y detención, o llorar, porque sospechamos que el que hoy anuncia un arraigo, mañana será otro el que anuncie el suyo propio de él (ni modo, la expresión cabía y la dejé).


Lo peor de este juego es que no le vamos ni a uno ni al otro. Otra cosas sería que de un lado estuvieran los polis y del otro los malos. Ahí si les íbamos a los polis. Pero en este caso, me da tanto miedo, que no descarto que uno que otro chivo expiatorio vaya a salir raspado con esta guerra de "Dime donde está el policía" versión Conasupo.

Mientras tanto, sería bueno empezar las apuestas sobre si el Secretario de Seguridad Pública, deja termine el sexenio en su puesto
¡el año! Ya se le fué la mano derecha a Calderón (q.e.p.d.) sería fortísimo que se le fuera la izquierda. Bueno no, que no se le vaya, sino que, supongamos se la amarren. Tipo cuando de "al debis" se la amarraron por andar haciendo trompitos con su bici.

¡Será el sereno! Lo cierto es que cuando uno cree que México ya ha quedado lo más mal parado posible ante el mundo, vienen los gueyes éstos a detener al de la Interpol México, sin avisarle a la Interpol central. No es que lo diga yo, es que se rumora, y mucho, de cómo hacemos pendejadas los mexicanos.

Esta "Operación Limpieza" es como una limpieza facial con extracción. Y no voy a explicar el término. Si no lo entiendes pregúntale a tu esposa, hija o hermana para que entiendas de lo que estoy hablando.

2 comentarios:

  1. si... te la barajeo más despacio... desde donde? en que parte te me perdiste?

    ResponderEliminar