El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

15 noviembre 2008

3

Más viñetas

Como niña con juguete nuevo, seguí practicando con los comics.

Esto sucedió en mi familia hace un par de años. Resulta que mi abue se puso mal. Mi tía (la de la leyenda de la herencia perdida), lo llevó al hospital de emergencia y envió mensaje al resto de la familia para que ahí la alcanzaran.

Un tío, que es doctor, fue el primero en llegar, un par de horas después. Y cuando entró por fin al cuarto, se encontró con la imagen de mi abue tapado hasta la cabeza con la sábana propia del nosocomio. Cabe mencionar, que como médico en ese mismo hospital, conocía que dicho procedimiento se sigue cuando el paciente falleció.

Sin decir "pío", mi tío empezó con su duelo, pensando quien sabe que tantas cosas y doliéndose por la escena que tenía frente a él. De pronto, mi tía que hasta entonces estaba sumida entre una revista y el sueño, se da cuenta de la presencia (y actitud) de su hermano doctor.

¡Jajajaja! Cada que recontamos la historia en la familia siempre le preguntamos a mi tía ¿cómo es que se le ocurrió hacer tal cosa? Pobre de mi tío, el susto que se llevó.

¿Cómo ven? Ahí la llevo en la creación de tiras cómicas ¿no? Dos-tres descuadradas pero les voy agarrando la onda. ¡Uy! Y ya tengo en espera unas cinco experiencias propias para comic. Yo me divierto de lo lindo haciéndolas.


3 comentarios:

  1. Pues mira que se te da bien lo de las viñetas!! Nena, vente conmigo al Expocmic el ultimo fin de semana de este mes, a Madrid, y te promocionamos!

    ResponderEliminar
  2. No, de verdad, estamos imparables. Ya que aprendas a hacer cómics es una cosa impresionante. Yeah, está poca madre la idea.

    Danos más.

    Besos

    ResponderEliminar