El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

23 agosto 2010

2

Toc, toc

Después de varias fiestas y reuniones donde nadie pregunta por una pareja, comprendes que la gente que te rodea ha aprendido a verte en soltería. Tu lo hiciste antes, pero que lo hagan ellos ayuda mucho para no darle vueltas a un asunto pasado y superado.

Empiezas a ser convocad@ a las reuniones de solter@s, y a ser escindid@ de las reuniones en pareja. Entras en un mundo nuevo. No vuelves a la pasada soltería, ésta es distinta. Te asusta que el mundo parece diseñado para estar en pareja. Te anima la libertad de acción. Te entristecen los recuerdos. Te acompañan las buenas experiencias. Es un contínuo sube y baja individual, porque has vuelto a ser sólo tu.

Estas tan inmers@ en este nuevo estilo de vida que olvidas que es temporal. De hecho, asumes que será para siempre. Ser tú en la individualidad, sin esa pareja de quien separaste, pero con nadie más. No hay manera de que imagines otra mirada de complicidad. Descansas de enfocar tu atención en una sola persona. Disfrutas dos días la soledad, la sufres una noche.

Un día, despiertas y descubres que lo vivido no es la vida, es transición. Entonces una idea cruza tu mente. Podrías estar list@ para equivocarte otra vez, incluso para no hacerlo. Has hecho cambios importantes en tus hábitos, pero te salta la curiosidad de cómo serías ahora como pareja. Crees que no cometerías los mismo errores. Imaginas hacer las cosas simples en compañía. Empiezas a olvidar tus miedos y a rescatar lo que te hace sentir cómod@.

Encuentras un amigo y le cuentas ésto, le dices sentirte list@ para salir con alguien. Platican un rato y concluyen que es un buen tema para escribir. Tu lo haces aquí en tu blog. El escribe mejor, en un tono natural y romántico pero es tímido todavía para mostrar su enorme talento. Ya tendrá su tiempo y será aplaudido.

Por ahora, lo importante es realizar el ejercicio de escribir respecto al tema de abrirle la puerta al amor. Un amor que tal vez no tiene cara, pero si esencia. Un nombre que no se repite a toda hora pero que ya se escribe en algún lado. Una intención que despeja la vereda para que, de donde tenga que venir, venga esa persona con la que volverás a intentar amar.

Es un placer tener amigos que vuelcan sus almas en páginas tan etéreas y locas como las mías. Gracias.

2 comentarios:

  1. Hola Pucca! hace tiempo que no te leia, yo fui soltera mucho tiempo y se lo que se siente cuando la mayoría esta en pareja. pero tambien me percate que aun y con pareja la gente puede sentirse sola, pues no se atreven a terminar aunque sepan que la relación ya no da para más. que bueno que te estas abriendo al amor, te mando mucho del mio! Azu

    ResponderEliminar
  2. Eso es terrible mi Azu, sentir soledad en compañía, brrrr. Acuso de recibo para tu amor y envío doble porción para vos. Cómo va esa disertación?

    ResponderEliminar