El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

16 julio 2007

2

Dos bodas y un funeral

Soñábamos con lo que sería nuestra vida a los 20´s, luego a los 30´s… Sabíamos y callábamos los secretos de la otra. Nos divertíamos mucho juntas y tratábamos de arreglar el mundo… Pero, llegó una época, hace 6 años, en la que dejamos de compartir cosas. No por la distancia, no por dejar de comunicarnos… solo así, ella dejó de estar de acuerdo en algunas cosas y yo dejé de estar de acuerdo con otras. Vimos mal la postura de la otra y nos ofendimos y, ofendimos.


Aún así, yo cumplí ilusionada con el sueño de que ella fuera madrina en mi boda y ella voló desde muy lejos para estar ahí. No se puede borrar el cariño de 15 años de amistad. Yo no puedo, y ojala nunca pueda hacerlo. Nunca volvió a haber insultos, solo silencio y un día cuando nos volvimos a ver, al sentir su mirada, me entristecí. Algo muy malo, que no recuerdo, debí haber hecho. Tal vez cometí una bajeza imperdonable. Me di cuenta, que en algunas historias, el tiempo no cura las heridas.


Hoy me dicen que se casó hace dos días y lo primero que digo, ¡no, no puede ser! ¡Yo lo hubiera sabido! Pero no, no lo hubiera sabido. ¿Cómo? Diría yo, ¿Por qué? Diría ella. Y me duele que aunque los caminos o los valores que te llevan por los caminos, nos hayan separado, yo esté completamente fuera de su historia reciente. Lo sé, soy una estúpida sentimental. Pero que quieren, me duele no entender lo que sucedió hace 6 años, me ha dolido su mirada lejana a la indiferencia, me dolió su ausencia en las muertes de mi vida. Respiro, recapacito...


Alguien, a quien le tuve mucho cariño y lealtad, está iniciando una etapa de su vida. Seguramente esta ilusionada y feliz. Eso es suficiente para no sentir nada más que buenos deseos, buena energía para que tengan mucho éxito, que formen una familia llena de amor y unión. Este fin de semana los llenaron de bendiciones y tal vez la mía no les haga falta, pero la tienen y junto con todas las demás le ayudaran a que su camino sea con las menores piedritas posibles y lleno de banquitas con sombra para descansar en los momentos que se siente que es difícil continuar.


Hoy recordé mi boda, pensando en la boda de mi amiga. Y empiezo, muchos años después, con el duelo que sigue a un funeral… RIP a nuestra amistad. Dicen que el que fallece, no muere y vive en quien lo recuerda, entonces, muere mi oculta ilusión de que algún día hubiera borrón y cuenta nueva, y sobreviven las buenas historias y todo lo bueno que en su tiempo me dejó esta amistad.

2 comentarios:

  1. Si vieras la cantidad de gente que he dejado en el camino!!!. Creo que es noble de tu parte que la hayas hecho madrina de tu boda, pero no creas que todos son como tu. Bien lo dicen por ahí, no esperes nada de nadie, solo de ti mismo. Tu tuviste el gusto de invitarla, ella a ti no, entonces, quien se lo pierde? y no me contestes que tú como cuando a mi me hicieron esta pregunta hace alguna buena cantidad de años cuando sufría por mal de amores y el babas contestó "pos yo". Déjala atrás, libérate de esas anclas del pasado no vale la pena, recuerda en solo mirar hacia adelante

    ResponderEliminar
  2. Hola, hace como dos años le llamé por teléfono a la gran amiga de la univesidad para invitarla a una fiesta al día siguiente, ella nerviosa del otro lado del teléfono, me dijo que no podía, que tenía cosas que hacer, la entendí, despuésde todo hacía como 4 meses que no sabía nada de ella y la última vez creo que no quedamos bien, quizá era la distancia la que hacía que me dijera que no, pero la razón exacta era que al día siguiente se casaba, sentí horrible cuando un obligado: si quieres ven, es lo que recibía por invitación... Cuando yo me casé la invité con anticipación, pero su segundo embarazó o la pena, hicieron que no fuera y ni siquiera supiera la razón... Aun con todo la he seguido desde esta lejanía y creo que ahora tenemos más comunicación que antes. Quizá soy tonta, pero sigue siendo mi mejor amiga, ahora nos escuchamos más y me escucha, quizá algo hay que le impdió no avisarte... quizá, no lo sé, solo quería compartir esto con alguien que sintió lomismo que yo en su momento...

    ResponderEliminar