El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

03 julio 2008

1

Liberando emociones

Hay sucesos que soplan en la llama, que la engrandecen.

Si bien, la esperanza nunca se pierde, hay asuntos en los que no se ve salida, son tan complicados que intentar entenderlos produce migraña y confusión. Así me pasa cuando intento entender los conflictos del mundo. Que si los israelíes y palestinos, que si los chiítas y sunitas, que si el Tibet y China….. al echarme clavados en la historia, en los sucesos, en los ideales, ya no se vuelve tan fácil ser partidaria de uno u otro.


Lo mismo me pasaba con el conflicto colombiano. Me cuesta trabajo distinguir en donde empieza la fuerza política de las FARC y donde se vuelven simples protectores de cultivos de coca y arrebatadores de la libertad. Si la intención de secuestrar, fue y ha sido, una manera de llamar la atención del mundo, lo han conseguido.

Sin embargo, poco se dice de sus ideales, poco se dice que inició como un movimiento agrario. El ejército atacó una comunidad autónoma comunista y liberal en la selva colombiana, y como respuesta, nace el movimiento. Es de los muchos movimientos iniciados en los 60´s. Tal vez, había algo de los movimientos estudiantiles que estallaron alrededor del mundo. Nació en 1964 y poco a poco fue armándose como una guerrilla con acciones militares, políticas y de propaganda.

Son más de cuarenta años de historia, imposible de resumir en un post. De las FARC, lo que sabíamos, era que secuestraba. Mujeres y hombres. Gente que tenían una familias, familias que no sabían si vivir un duelo o esperar un día más, un año más a que ese papá o hija, volvieran.

Tal como lo haría Jack Bauer, en una operación digna de película, limpia, sin sangre, fueron liberadas 15 almas. 15 familias vuelven a tener la capacidad de respirar profundamente. Y a mi la llama de la esperanza me crece un poco.

El hecho de que estuviera en ese grupo Ingrid Betancurt le quita a las FARC una bandera que los mantenía protegidos y en la lupa internacional. Creo que ahora esa atención será más intensa, y como decimos los mexicanos, se les volteó la tortilla. El cartucho Betancurt que los protegía, puede ser ahora el que esté apuntando a la sien de las FARC como terroristas.

Que las ideas persistan, que se lleguen a acuerdos, que se reparta la riqueza, que nadie muera en la selva por falta de recursos, todo, que todo se dé, pero que pronto otras 700 familias vuelvan a creer, no en un gobierno, no en un ejercito, sino en la humanidad. Que 700 caras, hasta ahora ocultas en la selva, vuelvan pronto a tener la oportunidad de tratar. Tratar lo que sea, pero en libertad.

La llama de mi esperanza en la humanidad recibió un soplo y creció. La humanidad debe caminar hacia la paz. Este es un pasito, pero lo siento con inmensa alegría.

Aún nos quedan miles de historias en el mundo y nuestras propias historias mexicanas, nuestros indígenas, nuestras comunidades que ganan más sembrando marihuana que frijol, etc. No todos toman rehenes, es cierto, pero tal vez ellos, de los que hablamos, son rehenes de la vida que hemos armado y que poco se ha encargado de sus necesidades. Complejo, lo sé.

1 comentario:

  1. Y mientras intentamos entender....rezar ¿?
    Cuando te leo así, te admiro más.
    TQM

    ResponderEliminar