El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

05 enero 2007

1

Estoy curada

Me tomó 3 meses pensarlo. Un día decidirlo. Una semana hacerlo. Pero, por fin!!! Lo hice. Y me siento orgullosa. Se me acabó la vergüenza por la pasividad. Me sumergí de nuevo en un mundo que me gusto. Sentir el agua, que el agua me sienta. Sin pensar en nada más que mi ser ahí. Las razones, si es que se le pueden llamar así, que me mantenían lejos de una alberca, se empiezan a diluir. Pierden fuerza, mientras que yo, me fortalezco. Estoy curada, di el primer paso.

Nadé tranquilo, sin presión. Disfruté cada brazada. La alberca me parecía demasiado larga, pero no, no lo es tanto. Mide 25m. Cuando pensé, sobre todo sentí, que era suficiente, paré. Hice cuentas y habían sido 10 vueltas. ¡250 metros! Un 10% de lo que nadaba hace 3 meses. ¡Esta bien! Para empezar de nuevo. Para terminar con el receso. Está perfecto.

Mis branquias se abren y sospecho que las endorfinas van a empezar a hacer su chamba. Me sentiré mejor, estaré mejor. Se renovará aquella “adicción” al agua. Volveré a agendar mi día, alrededor de mi hora de nado. Ahora ya siento la satisfacción. Estoy emocionada. Lo hice. Me encantó. Me dejé envolver. Eso si, acabé en calidad de bulto, pero esas ya son letras chiquitas al margen de un gran título… Estoy curada.

1 comentario:

  1. Hija, ya no importa cuanto tiempo invertiste para caminar hacia la alberca, todos son procesos, acuérdate cuando le preguntaron a Thomás Edison, porqué había fracasado en 2000 experimentos y el dijo "No fracasé, el crear la lamparita fue un proceso de 2000 pasos" así es todo en la vida, en ocasiones somos muy exigentes con nosotros, pero todas las decisiones necesitan un proceso, en ocasiones es rapidísimo en ocasiones no tanto, en ese proceso siempre hay aprendizaje que nos hace valorar más la decisión tomada, por eso te sientes satisfecha, por eso te sientes feliz, por eso te sientes curada, porque sabes el valor de tu decisión y de tu indecisión, todo ha sido necesario, me da felicidad que haya llegado el momento en que sigas adelante con pleno convencimiento de que estás haciendo lo mejor para tu vida.

    Mil quinientas ochenta y tres ¡FELICITACIONES! CONFÍA EN TI, YO SIEMPRE HE CONFIADO EN TI.

    Tu madre que te ama.

    ResponderEliminar