El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

31 enero 2007

9

Ay tocaya

Nos conocimos en la honorable Secretaría. Trabajamos juntas y peleábamos porque nos dejaran trabajar. Nos abrimos mutuamente casas y corazones. Es comunicóloga, pelirroja y genial. Ah!!! Y es mi tocaya.

Pues ella, vino a visitarme. Llegó ayer de manera sorpresiva. Supongo que fue a buscarme a mi casa, pero no me encontró. A esa hora yo estaba en la universidad, para ser más precisa, en el comedor de la universidad. De seguro festejábamos a alguien, porque había pastel para todos. Y, justo cuando estaba llegándole, la vi entrar. De la felicidad, ya ni supe que pasó con mi pastel.

Me cuenta que está terminando un viaje y pasó por Birmingham, para saludarme. Uts!! Que felicidad tenerla aquí. Le pregunto cuándo se va, y no lo dudo ni tantito. Me voy con ella a México.

Mientras estamos platicando, la wey dice que la cafetería de la universidad parece sala de espera del Seguro. Jajaja. Para que se le olvide tal idea, le digo que me ayude. En mi voluntariado de la universidad me tocó hoy arreglar el espacio de mi país. La bandera, por cierto, desde hace 10 años necesitaba un arreglo. Estaba muy sucia.

Se nos pasó el tiempo en el lavabo, el de verdad y el verbal. Hasta se me hizo relax hacer eso. Si claro, hasta que llegamos a la planchada de la bandera. De entrada ahí, donde estábamos había plancha, pero no burro de planchar, ni mesa, ni nada para recargarnos. Así que decidimos extenderla en la alfombra y ahí plancharla. Apenas la estaba tocando con la plancha, cuando siento que ésta se pegó a la plancha y al levantarla vemos humo en la bandera y en la alfombra!!! Quemé la alfombra de la universidad y quemé la bandera tricolor. Uts.

Nos quedamos viendo y al instante nos preguntamos al mismo tiempo ¿se planchaba?
- Yo creo que no wey
- No pues claro que no, las banderas no se planchan.
- Ay, pues ya ni modo.
Dije yo.

Afortunadamente, traía una de mis cajitas de pulparindo. Los restos de la bandera, ahí fueron a parar. Chitón con la autoridad.
Agradezco a la tocaya. No sólo por ser co-protagonista de ésta historia. Sino que ésta también fue maquinada por ella. Bueno!!! por su subconciente, cuando estaba jetonsísima. Al despertar, vió en Loret de Mola la noticia del arresto, aquí en Birmingham. El sueño y la noticia, fueron señales, según ella.

9 comentarios:

  1. No Manches!!! eso es antipatriótico lavarla y mucho menos plancharla (JAJAJA)... bueno espero que nadie haya notado el paqueño detalle de que falta la bandera Tricolor en la Universidad. Y también que no se malinterprete y lo consideren cono un aviso terrorista contra México desde Inglaterra...

    ResponderEliminar
  2. Eh!!! hello!!! Fue un sueño. No invoques esas palabras... que no ves que andan viendo a quien agarran.

    Por eso es el último párrafo:

    ...la historia...fue maquinada... por su subconciente cuando estaba jetonsísima (del verbo dormir) jajaja.

    ResponderEliminar
  3. que onda contigo!!!, ahora si me agarraste en curva y peligrosa, jajajaja no inventes niña!, bueno me quedo mas tranquila de saber que la bandera no fue planchada y que aun recuerdas la sala de espera del Seguro, amiga!!, en donde andas metida....

    ResponderEliminar
  4. Me mataste de risa con el asunto de la bandera
    entonces vas a venir a Mexico???'

    ResponderEliminar
  5. jajaja por eso les decía que en el blog vieran la versión completa... porque ahí digo que fue un sueño

    ResponderEliminar
  6. oye, entonces tu amiga jamas estuvo alla?

    ResponderEliminar
  7. No fue dificil imaginarte haciendo esas cosas y tus expresiones

    Ya veia a todos los curiosos preguntandose que habra pasado con esa bandera, porque tiene esas manchas obscuras

    ResponderEliminar
  8. QUE BUENO QUE HAYAS VISTO A TU AMIGA!

    NUESTROS AFECTOS SON COMO UNA PARTE DE NOSOTROS MISMOS, NO CREES?

    ResponderEliminar
  9. jajajaj que chído que me crean capaz de ser tan despistada!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar