El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

05 septiembre 2008

2

Mi veldá

Si amiga, yo creo que México si tiene remedio. Que conste que este texto lo empecé a armar hace una semana y en el inter Falazexy se me adelantó con su post de ¿Tiene remedio México?. ¡Extraño nuestras conversaciones amiga! Te quiero.


Era normal, si yo hablé de la marcha aquí, y pregunté quién iba a ir, era normal que me preguntaran si yo había ido a la embajada o consulado más cercano.

En este hogar, puramente democrático, se habló de lo que implicaba manifestarse de blanco y decidimos no viajar a Dublín. ¿Por qué? Ahí les va mi veldá.

Esta marcha sonaba a exigencia a la autoridad, llámale presidente, policía o gobernador. Y no, diría Gloria Calzada hace varias navidades: "No comparto".

¿Recuerdas que hace un par de semanas Calderón dijo que la inseguridad era responsabilidad de todos? Yo si. Confieso que fui de las personas que se ofendieron. Así, guanajuatizada que soy, dije: ¿Y yo por qué? Si yo no soy policía que pide mordida, asaltabancos, ni secuestradora.

Sin embargo, al paso de las horas y de la reflexión, "la responsabilidad de todos", tuvo sentido. Me arriesgo a sonar moralina, pero ni pez. La crisis de valores que se vive en México es uno de los hilos que mecen la cuna de la delicuencia. Me explico, porque hablar de valores necesita claridad.

La Honestidad cada día mas guanga que se vive en las escuelas, empresas y casas, es la misma que se traduce en delito. El maestro que cobra un sueldo sin hacer un buen trabajo, envía la señal clara a sus estudiantes, de que la Probidad no es primero.

En cada rincón de la sociedad hay ejemplos de que el Bien Común no se toma como rector de vida.

Puedo imaginar una revisión de valores prioritarios de alguien que es ama de casa, de un obrero, un profesionista, un empresario, un funcionario público, un político, un maestro, etc. Y creo que por ahí va. Si cada uno, en nuestro rol, hace su mejor esfuerzo, se olvida de los “atajos” y de los “negocitos”, estaremos haciendo nuestra parte.

Que conste, no es la solución completa, es lo que veo como mi, nuestra resposabilidad. Y luego viene, entonces si, la exigencia.

En mi historia de estudiante más de tres veces, me topé con maestros que iban a platicar, a tener contentos a los alumnos pero cero de aprendiza, cero de habilidades. La solución, claro, estaba en ir a la dirección y exigir un cambio para que la colegiatura se reflejara en educación de calidad. ¿Les cuénto o se imaginan cuántos compañeros optaban porque nos mantuvieramos callados y así conseguir calificaciones buenas fácilmente?

Esa misma actitud la puedo imaginar reflejada a nivel sociedad. ¡Fácil! Mejor que Hacienda no haga bien su chamba, dirán unos. Los más delincuentes, querrán que sea la policía la que no trabaje bien.

Volviendo a la marcha... no me imaginaba exigiendo solamente a la autoridad. Mi tristeza y decepción es por todo mexicano que toma el camino fácil, que no se esfuerza por hacer bien su parte, que evade responsabilidades, etc.

Además, de gritarle "ya basta" a alguien, se lo gritaría a los secuestradores, asaltantes, asesinos que, no contentos con sus delitos, muestran tanta saña y crueldad que no creo que merezcamos.

Es eso. Pero el que no marche no significa que no exigiré, que no me comprometa. No soy una mexicana ejemplar, pero viviré para acercarme a eso. Hay mucho que hacer para que mis sobrinos tengan un país seguro y no seré yo quien acuse a otros y no haga nada al respecto.


2 comentarios:

  1. Definitivamente comparto tus ideas. Debemos de empezar en casa y decirnos primero a nosotros y a nuestras personas cercanas ¡ya basta!, y así empezar a jalar el hilo de la madeja de la sociedad...
    Te mando un beso, Lau H.

    ResponderEliminar
  2. México tiene una cosa que se llama precaución, todavía cautela contenida: valentia... Veamos si no, si no tuviesemos este presidente, seriamos "Colombia II" por estar tan peligrosamente cerca de los E.U., y del P.R.I., partido que dejo prescedencia... No digo más. (ah, tampoco opino del fleje del..., ni vale la pena mencionarlo...)(bueno fleje: zuncho, resorte, muelle)...

    ResponderEliminar