El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

11 febrero 2009

2

De enfermo

La palabra "enfermo" no me gusta. Me parece una serie de sonidos que arrastran sufrimiento. Enfermo se usa para descalificar a alguien: "claro que no, eres un enfermo". El término lo usamos para identificar un estado anormal ligado a un tiempo delimitado: "no puedo, estoy enfermo", lo que signifique que cuando no esté enfermo, el ser en cuestión podrá hacer su vida normal. Enfermo me suena a que no me quiera acercar, suena a contagioso.

Pero ni la lengua española, ni la vida, es a mi gusto. La palabra existe y más aún, los enfermos existen y cargan con ese adjetivo. Por cada persona que tiene una enfermedad, o varias, tenemos un enfermo.

La enfermedad o el padecimiento se pueden referir a una miopía, obesidad, gripa o cáncer. Todo un mundo como para que se encierren en un simple término: enfermo.


Hoy es la Jornada Mundial del Enfermo, la número 16, desde que el Papa Juan Pablo II decretó que cada 11 de febrero, celebración de las apariciones de la Virgen de Lourdes, se dedicara también a esta celebración.

Insisto, no me gusta esa palabra, pero tengo que reconocerlo, mi vida alrededor tiene personas con algún padecimiento o sea, son enfermos, así que les dedicaré una oración para que reciban todo lo que un enfermo debe recibir.

He dicho. Y digo más acá.


2 comentarios:

  1. Todos tenemos alguna enfermedad, puede ser molesta o no, cronica o no, pero hasta las caries son enfermedad. lo importante no es la enfermedad que tengas, sino como la enfrentas, como vives con ella y cual es tu actitud hacia la vida; si te hundes, si la tomas como motivación para hacer mas, o si no le das importancia. Me quedo con la 2.

    ResponderEliminar