El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

19 mayo 2008

5

De seducción, infidelidad y perdón

El perdón alivia, mucho cuando lo otorgas pero, concluyo que alivia mares, cuando se nos regala. Hace poco, me dijeron “te perdono” y, con eso, se quitó una carga importante en mi. Cuando pensaba en qué pasaba si moría, ese asunto siempre estaba como “pendiente”. Nunca asumí públicamente que había hecho daño, pero aquí, yo misma y yo, lo sabíamos, y nos avergonzábamos de ello. A pesar de eso, no recuerdo haber pedido perdón, tal vez lo hice, pero no, no recuerdo haberlo dicho.

El que me soltaran de esa carga, muchísimos años después, nuevamente, sin pedir que me perdonaran, me hizo descubrir lo importante que es “saldar cuentas”. Incluso cuando ya no pensaba en eso, cuando ya me porto bien (jajajaja, suena chistoso pero es cierto), cuando cada quien tiene una vida hecha… quince años después, alguien a quien le hice daño, así, sin preámbulos, me dice “te perdoné”. Uts!!! Me sentí cucaracha, pero cucaracha en rehabilitación… gracias de verdad, por haberme perdonado, cometí un error, lastimé, pero nunca con la intención conciente de herirte. Eso poco sirve, lo sé, pero gracias nuevamente.

El tema fue de infidelidad, un tema que sinceramente, traje en ceja, oreja y madre, durante mi adolescencia. Confrontada con los dones de mi padre y su sutil manera de “usarlos”, coqueto él pues, temía que yo fuera a heredar su coquetería y “debilidad”. Tal vez por eso y mi tardía entrada a la adolescencia, tuve novio hasta los 17 años… créanme eso era “raro” en mi salón del colegio. Pero esa es otra historia diría la nana.

Cuando hacía la confidencia a algún amigo sobre mi temor, de traer en la sangre, la infidelidad, siempre me sapeaban (y luego porque se le cae a uno la cabeza). No wey, ni madres, eso es un asunto de decisión, de valores, de la manga del muerto. Y, pues si, les daba la razón, más por obtener paz espiritual que por creer sus teorías. Y así fui por la vida, haciendo un esfuerzo, lo admito, de no ser coqueta, no mucho, de ser fiel en mis relaciones… siempre con el temor de que por mi sangre corriera algo, como una maldición.

Mis sospechas hoy fueron confirmadas, se publicó que la seducción es un asunto genético. Me empecé a poner nerviosa, pero luego me tranquilicé al ahondar en la noticia. La seducción inicia desde la cuna, cuando te ganas a la mamá y al papá, para que te atiendan. La seducción es “poner lo ojos de borrego a medio morir” como le hacía la María Joaquina a la nana para conseguir algo, y ¡claro! La nana no se podía resistir. ¡Eso es seducción! Seducimos cada vez que nos comunicamos y logramos que la persona de enfrente se sienta atraída por nosotros. Mi padre fue seductor y me temo que algo heredé. Aunque claro, no soy monedita de oro, como mi tía Kme dice, pero de que tengo algo, algo tengo. Jajaja.

Una psicóloga española, acaba de publicar el libro “Psicología de la Seducción” y ándale, con todo y test para que identifiques qué estilo eres. Insisto, esto de la seducción no tiene que ver solo con el asunto de relaciones amorosas, sino en cómo nos relacionamos, cómo usamos nuestra actitud para negociar. No creo que sea un gran libro, pero creo que es de esos que tiene para cada uno unas dos páginas que servirán. Habrá que leerlo.

El que si es altamente recomendable, es “El arte de la seducción” de Robert Greene, he leído sobre él, pero no lo he podido leer… necesito encontrarlo en español… se aceptan envíos internacionales. Me lo recomendó un gran conocedor de la filosofía, la literatura y de la vida… mi amigo del alma.

En fin... no voy decir que mi error fue por culpa de la genética.. ¡no! es que todavía no aprendía a "administrar" mi nato efecto seductivo. ¿O qué?

5 comentarios:

  1. Te recuerdo la sabiduría de mi madre con esta frase grabada en letras de oro en las páginas de la relación madre-hija:
    "Así justificas tus puterías"

    Jajajajaja. ¡Aaaaaaaah, que gran frase!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja la neta es que si, es una gran frase!!!!!! sabia tu mamá!!!

    ResponderEliminar
  3. jajajaj, bueno tengo material para rato.
    A mi si me seduces ... no me esperaba esto.No pierdes el don.

    ResponderEliminar
  4. jajajaj ahora si que este post me encanto Pucca! y tengo muchas ganas de abrazarte y decirte que yo como tu tengo en los genes esto que compartes con nosotros... Y si por favor no hay que recomendar ese librito de Psicologia "Pop", lo mejor en mi opinion es que cuando se tienen este tipo de problemas de apego o desapego lo mejor es ir directamente con el psicolog@ y mas si se traen culpas o rencores colgando en el cuello como cadenas que no nos dejan libres... pd. ya me dieron ganas de organizar la despedida de Soltera de Berenais en Limerick y sirve que nos vemos todas las mujeres para echarnos unas guinesss que dices?????

    ResponderEliminar
  5. despedida? boda? no sabía!!!!!! por supuesto!!! vénganse!!!acá hacemos una despedida!!!

    ResponderEliminar