El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

27 octubre 2008

1

Entre ropavejera y artista

No sé cuando empecé con la idea. Como suele ser, una idea se instala en mí calladamente y cuando me doy cuenta, esa idea domina mi vida.

Por la cantidad recolectada, no deben ser más de tres semanas.
¿Qué recolecto? Paraguas rotos
¿De donde? De las calles
¿Cuántos llevo? Ocho
¿Para qué? Lo he ido descubriendo.

Lo cierto, es que soy la más feliz cuando encuentro uno en la calle o me lo traen de regalo. Igual que la mesa que un día hice, un día les muestro las cositas que tengo en mente.

Desde hoy, también recolecto cajitas de huevo. Ya las fuí a pedir a un tipo Oxxo, con cero éxito y también en un restaurant frente a mi casa, igual, nada.

Por cierto. Un día sin ir al primer cuadro de la ciudad (creo que son dos, hahaha) y lo adornan de navidad y llega el invierno. ¡Jijo! Ahora me acuerdo de lo que es sentir frió en cada cachito del cuerpo.

Este descubrimiento no hace sino fortalecer la idea de "crear" en el ambiente cálido de mi hogar. La calle está buena solo para salir a buscar algo y volver con el algo en chinga a la casa a ponerte pants calientitos.

Mi querida Candela ¡ahí te encargo cajas de huevos y paraguas rotos!

1 comentario:

  1. Paraguas tengo uno, posiblemente en un par de semanas otro, jijiji... y carton de huevos uno de media docena... tuyos son. Ya me sacaras de dudas de para que los quieres.
    Los colgandijos de navidad amanecieron ya el domingo por la mañana. El sabado fui de compras y no estaban, y el domingo, voilá!.

    ResponderEliminar