El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

15 octubre 2008

4

Las cosas que se ven de madrugada

Los compañeros de Lucas, de la Universidad, convocaron al pub. Llegamos a ser veinte. Definitivamente, me gustan los irlandeses. Son ocurrentes, relajados, simpáticos y amables.Y no todos son borrachos. Si toman, pero no se ahogan.

En el pub, había música, en un volumen que permitía platicar. De pronto, unos señores, de unos 40 a 50 años, empezaron a cantar. Así "a capella". Y así fue durante las siguientes dos horas. Sarah, irlandesa que vivió tres años en Honduras, me explicó que es común que la gente cante así. Que algunas canciones, de hecho, no tienen melodía, que ésta se logra con la misma mezcla de voces de los que cantan. Algunas canciones son en inglés y otras, en irlandés. Eso sí, los cantantes, parecen felices.

Al rato, Esmeralda que es albano-francesa, me dice que esas personas, vienen de un funeral. Que después de velar por una noche el cuerpo, le hacen una misa y luego van al cementerio. De ahí, todos van al pub a tomar, a cantar, todo en un ambiente festivo. Me parece maravilloso, y trato de encontrar en alguno de ellos, una lágrima escapada por accidente, pero no, no hay ninguna. Ellos celebran, yo creo, la vida del que acaba de partir. Me gustó eso, yo quiero un funeral así.

A media noche, el barman anuncia que el pub ha cerrado. El grupo se divide en tres grupos. Los que dicen que vayamos a bailar a un club "bien" y otros que la mejor opción es un antro sucio, desordenado con una jaula para fumar, Sarah me convence de que es la mejor opción cuando dice en un perfecto español: "es una mierda, pero una verdadera experiencia única limeriquense". El tercer grupo eramos los que esperabamos que nos convencieran de ir a uno u otro.

Finalmente los del antro de mala muerte, son los más emocionados y fuimos los primeros en partir. Caminamos unas cuadras para encontrar que la Taverna Costello´s estaba cerrada. Entonces, pensaron en otro lugar. El cual no parecía nada, sino una simple casa, cuando una de las chavas muy decidida se acercó a tocar la puerta, creí que esa sí que sería una experiencia limeriquense. Por fortuna, creo, no abrió nadie.


Luego quedó la opción de ir al club "bien", el Ikon, y ahí vamos. ¡Jijos! Parecían que traían un cuete, no sé donde. Yo decía "¿por qué si voy casi corriendo cada vez se alejan más?" Total, que llegamos al famosísimo Ikon, claro 3 minutos después que ellos. Cuando nos acercamos, algo discutían sobre si nos quedabamos ahí. De pronto, Dermont preguntó ¿chips? Y más de 3 respondimos ¡si!. Así que acabamos en un tipo Mc Donalds, pero de pollo y local.

Lo que ahí vi, fue mejor que cualquier antro. Afuera del local, la banda se volvió a separar y entre que alegaban yo capté momentos únicos. Por ejemplo, esta pareja de chavitos, que estaba a punto del coma, de la calentura que traían.


Ya adentro, era como estar en los tacos más nocturnos de Salvatierra, los de la carretera, o en los del barrio en Léon o los del Borrego Viudo del DF. Cualquiera de éstos, son lugares no nice, pero muy ricos y altamente buscados por gente que salió de fiesta.

No se puede negar que las irlandesas tienen buena pierna. Lo increíble es que anden con ese look siendo que hace friíto. Pero claro, si la moda es short y tacón... pues short y tacón aunque vivas en Irlanda.


Olvidé decir... es como una de esas taquerías, pero de hamburguesas y pollo y, un basurero, todo junto. Eso si, el glamour que nunca se pierda. La chava se sentó en una de las mesas del local, sacó su maquillaje y empezó a cuidar detalles de su carita. Eso, después de que se paseó por todo el restaurant, descalza, seguramente, adoptando varias mini ciudades de gérmenes con sus pies.


Lindo ¿no? Estoy puestísima para la siguiente fiesta, seguro voy con cámara otra vez.

4 comentarios:

  1. Por favor lleva cámara y muchas pilas!!! Que buena crónica.

    Acá igual las chicks aplican el microshortsito con tacón, cosa más que admirable en el invierno que ya se empieza a sentir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!! Si! son una impresión... el año pasado microfalda y botitas y, ahora, de short y tacones. ¡Dios! qué pasará el siguiente invierno??? jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaj, si, vaya asquito. Mirala alla, que compendio de muslacos, regordetes como los del polo mismo. Y la otra con el espejo la mini y las patorras abiertas. Jajaja, Pili, te lo pasaste de ordago, eh?

    ResponderEliminar
  4. ¿Why in hell? ¿Por qué chingados la chica anda descalza? No mames, no entiendo nada. Y ya ni las taquerías de aquí están tan puercas, no chingues. Qué cagado. Abrazos.

    ResponderEliminar