El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

13 abril 2008

2

Blogger leonesa ante todo



Mi ciudad no es chinampa de ningún lago escondido. Mi ciudad es León, ese donde cantamos que la vida no vale nada. Oficialmente, hace siete años que no resido ahí, sin embargo, nunca me he alejado de sus calles, de su gente y de sus noticias.

Hace poco más de un año, escribí a cuanta dirección electrónica encontré de gente que trabaja o dirige algo en el periódico A.M. Al cual le tengo mucho cariño. Supongo por el bestial de días que lo he leído, que lo he disfrutado. Aquí entre nos, amo el olor del periódico. Es un aroma que me hace feliz y que me arrulla.

Bueno, pues el correo que cuento, era una especie de propuesta a los directivos. Me daba mucha pena, que el foro de su página, lo tenían abandonado. Por semanas ahí estaba, abandonada una pregunta. Mientras que otros medios ya innovaban con “blogs”. Me parecía muy triste. Mucho más fue mi tristeza cuando recibí cero respuesta. Lo volví a intentar, de otra manera. Ahora mucho más directa, me ofrecía yo, a actualizar el tema detonante del foro, así gratis, luego ya veríamos. Grillos, bolas del desierto… nada ni una respuesta.

Hoy, abrí el AM en línea. Estaba leyendo y me topo con un titular, Gana premio de oro Uno de los zapateros con más trayectoria en la ciudad obtuvo el reconocimiento San Crispín de Oro por su gran labor en el sector “. Lo primero que se me vino a la cabeza fue ¡Don Pedro! Abro la noticia completa y sí, era él. Pedro González Amador, Don Pedro para nosotros. Trabajé en el grupo Piel y Madera durante cuatro años. Gracias a ellos aprendí mucho y a ellos, a “los González” los llegué a querer y a respetar.

Hoy volvió a nacer en mi el deseo de tener un lugar en el A.M. en días como hoy, me gustaría escribir para los leoneses. Contar lo que sé y lo que siento con este tipo de noticias. Escarbo y no, el A.M. todavía no tiene blogs. Yo podría tener un blog ahí. Hace unas semanas le conté a un paisano mi deseo y me dijo que parecía que ahí solo contrataban “por contactos”. Es una pena.

No nací en León, pero lo quiero, lo siento y lo vivo a diario. Soy leonesa y escribo. Espero que eso, un día, sea suficiente.

2 comentarios:

  1. Pobrecillos no saben de lo que se pierden...

    ResponderEliminar
  2. Es lo que yo digo! Aún así me da pesar.

    ResponderEliminar