El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

30 abril 2008

4

La compu en la relación marital

Varias veces he echado pestes, cuando sé de parejas que discuten porque uno, leyó el correo del otro. No por accidente, sino porque comparten los passwords. No entiendo esa apertura. El email lo considero parte de la vida privada de cada uno. De esa parte sana, que cada uno debe conservar, aun si esta en pareja.

Yo sé que la curiosidad es mucha, uts, si lo sabré yo que antes de aprender a hablar ya sabía esculcar cajones. Pero ahí es donde aparece eso de "no hagas a otros lo que no quieres que te hagan". El tono y palabras que usas con amigas y amigos se explican sólo en el contexto e historia de ambos, de nadie más. A veces puede no ser entendido.

Como cuando la novia de mi amigo Oleg, de Ucrania, me escribió enojadísima que Olenko no era mi "honey", ni mi nada, que él le pertenecía y que nada los iba a separar. Jajajaja. Todo se resolvió y la pobre Margaret acabo regañada por andar leyendo correo ajeno.

También, yo pido respeto en mi email, porque soy confidente de cabecera de algunas cabecitas. Lo que me cuentan, me lo dicen a mi y ya. Y yo quisiera sentir esa confidencialidad por parte de mi gente. Muchas parejas de mis amigos son de mi entera confianza, pero no todos.

Pues bien, hoy sin querer, la compu me echó en cara algo parecido a haber entrado al correo de mi marido. Al querer registrarme en una página web, empiezo a escribir mi nombre completo. Voy en el “ma” y, el siempre amable y ofrecido ordenador, lo completa con un “yela”.

La única que conozco, conocemos, es la muy amada ex novia del sujeto. Duraron mucho tiempo, años. De hecho antes de conocerlo, una amiga me contaba de un amigo que adoraba y consentía a su novia. Cuando lo conocí, ya era soltero, pero descubrí que era el amigo del que había escuchado.

Lo peor, es que podría acabar la historia como Margaret…. Si bien, no regañada, si restringida a usar la compu de Lucas. Sería una pena porque la cuaresma sigue en el hospital. Como no me gustan los panchos, escribo aquí que al leer el nombre, supe que tal vez la andaba buscando.

Esta bien, es una persona importante de su pasado, no esta prohibido hacer eso. Mi punto es, que cuando leí esas cuatro letras que me escupió la compu, se me apachurro el pecho.

Ves porque la computadora debe ser un asunto de vida privada? Luego ahí andan las esposas imaginando cosas.

4 comentarios:

  1. Uuuuh! que si lo sé yo.... el problema más grande para mi, es matar la cusiosidad, me choca, me choca, sentirla... Y clavarme en esos rollos de: y si... encuentro... algo!!!!! que miedo... Te entiendo...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja pues aunque soy curiosa, en este tipo de cosas prefiero no escarbar por mi cuenta. Prefiero preguntar directamente, sera que reconozco mi creatividad y con dos comas puedo crear dos casas alternas y 7 chiquillos en cada una. jajaja

    ResponderEliminar
  3. pues si estoy de acuerdo contigo.. mira que yo aun no tengo marido.. pero me paso hace poco que tenia unas fotos que no queria que viera mi novio (ex novio ahora)...todo porque le deje utilizar por un momento mi lap y no tenia las fotos en carpetas aseguradas .. horror!!! fue mi leccion y ya he pagado mi karma... definitivamente la compu es cosa personal.. por cierto.. no le digas a nadie mi password ya que eres mi tecnica personal jajaja..

    ResponderEliminar
  4. !!!ay¡¡¡ cómo me duele, cómo me duele, cómo me duele que te saquen a bailar..... y así sigue la canción muy gruperona. Donde no manifiesta celos, solo dolor. Inteligente medida de tu parte, no celar, asumir el costo de usar la compu de tu consuerte: dolor del alma. La confianza seguirá en tu corazoncito, hasta que vuelva a ser Fé (al amor, al amado ), "...con el tiempo y un ganchito...." decía Lucita que sabía tejer con gancho. Experta en mal de amores y en cobijas de gancho. El tiempo, dejarlo correr, el ganchito el amor tuyo que no se acaba.....que no se acabe. TQM

    ResponderEliminar