El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

04 abril 2008

1

Paris segunda vuelta



Ya volvimos. El cuerpo esta cansado pero el espíritu esta feliz. Todo empezó el 31 de marzo, muy de mañana nos dirigimos a la estación de tren o autobús de Limerick. Una u otra es la misma. Ahí tomamos el camioncito que nos llevaría al aeropuerto de Shannon. Llegamos con buen tiempo a registrarnos y no tuvimos ningún contratiempo.

Como había empacado mi compresa eléctrica, una noche antes, dormí sin ella. Así que la noche fue un tanto incomoda y la madrugada mas. Llegado un momento dije, uts! y me levante. Era muy temprano y me puse a idear. Entre las ideas estuvo armar un lunch.

Una vez hecho el check in en Shannon, ubicamos una mesita y nos desayunamos nuestro lunch. Y hasta tiempo para bobear tuvimos. Estuvimos en la tienda de souvenir de suéteres, bufandas y cobijitas irlandesas, que es estupidamente cara. Ya pasados los controles, llegamos al duty free, donde nos surtimos de mini botellitas de cremita irlandesa para el viaje.

Paris nos recibió con lluvia, de esa que si se siente, de la que viaja de arriba hacia abajo, de la que moja y de la que se ve. O sea, de lluvia normal, la que había olvidado que existía. Y hasta rico sentí empaparme.

El hotel nos encanto, chiquito, barato y con baño incluido. Para la estación del metro había que caminar como 3 cuadras, y el rumbo no era malo. Lo recomiendo ampliamente, se llama Alfa hotel. Había libritos sobre Francia, casi todos de fútbol, pero alcance a rescatar dos guías de Paris, que nos sirvieron como antecedente al tour. Una de las guías traía información sobre la historia de Paris, la cual le estuve leyendo a Lucas una noche, para placer de el y mío, porque me di cuenta que mi nivel de francés alcanzaba para entender.

El primer día hicimos solo 3 cosas. Una fue ir a buscar la tumba de Jim Morrison. Me temía lo peor, pues antes de partir, leí la noticia de que Kate Moss había bailado sobre esta. En el mismo cementerio, pudimos visitar la tumba de Chopin. Es toda una experiencia esto del turismo necrofilo. Entre otras cosas, descubrí que los orientales ponen la foto del occiso en su tumba.

Luego nos fuimos a dormir toda la tarde en el hotel. La desmañada y la empapada nos arrullo. Ya casi a las 10 de la noche nos levantamos corriendo, porque habíamos quedado de vernos con Karlita a las 9:00. Una vez hechas las debidas llamadas quedamos de nuevo con ella. Terminamos cenando crepas en un puestecito junto a la torre Eiffel. Por la noche tuvimos el susto de la vida, pero los pormenores los dejo para relatos de vivir con dolor.

Eso fue solo el primer día y fue solo un cachito de Paris, pero fue genial. Ahí luego les doy mas relato.

Por lo pronto les dejo fotos del viaje y de mis compras. Un libro “para novatos” de la historia de Francia, una mochila que me compro Lucas, para mis próximas clases y un aceite para masaje de árnica, que no he probado pero seguro es la gloria. Ya les daré detalle.


1 comentario:

  1. hola !! dsd hace mil queria venir a comentarte... esque tu no sabes pero me ensenaste algo super wow q recuerdo tooodos los dias! alguna vez escribiste sobre la relacion entre los pensamientos y las emociones, pusiste un ejemplo de que si vas manejando y alguien te pega y como lo primero que piensas manda las reacciones... es absolutamente brilliant !!! se ha convertido en una religion para mi! gracias !!!

    ah! saludos a lucas !!!

    ResponderEliminar