El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

08 mayo 2009

5

¿Con qué sueñas mexicana?

Mis noches tienen varios despertares. En uno de ellos recuerdo haber dicho ¡tengo que escribir esto! Y cuando finalmente me levanté en la mañana, lo había olvidado. Unas horas después, lo recuerdo y vuelvo a sentir la emoción vivida en el sueño que tuve anoche.

Estaba yo, en el descanso de una gran escalera que bajaba de un tercer piso, que al paso del descanso se dividía en dos partes, una a cada lado mío.

En los escalores que venían de arriba estaba instalado un mariachi. La escalera es de un edificio que resulta ser mi alma mater. Yo cantaba. Era alguna canción ranchera que entonaba con harto sentimiento y buen vibrato.

Los salones de la universidad estaban ocupados y algunos estudiantes estiraban el cuello para alcanzar a verme cantar.

Entre estrofas, una mano me ofrecía caballitos de tequila que yo me tomaba como si fueran agua de jamaica. Recuerdo sentir el calor del tequila en mi garganta. Recuerdo que la estrofa siguiente salía con mayor facilidad.

Mi canto era una especie de serenata, pues de las caras conocidas que encontré, había una que constantemente yo volteaba a ver. El sonreía y yo asumía que mi canto tenía efecto en el.

Fue una noche para recordar: el mariachi y su música, el tequila y su calor, mi canto y mi felicidad y, el y su sonrisa.

Desperté en la madrugada increíblemente feliz. Di el paso entre la ensoñación y la realidad con cautela y cuando descubrí que todo había sido un sueño creo que hasta sonreí. En la vida, en la realidad, los factores conjugados en mi sueño eran imposibles de reunirse en tan perfecta sincronía.

Afortunadamente existen los sueños, para cantar con micrófono y que se escuche bonito, para ver gente que no veo seguido, para tomar tequila así de rico, para sentir esa satisfacción de hacer algo que me gusta y para volver a tener contacto visual con el.

¡Benditos sean los sueños!
¡Bendita sea la posibilidad de recordarlos!


5 comentarios:

  1. Que sueño mas simpatico!!
    Me tienes que cantar un dia una rancherita, jaja. Aqui en casa tengo varias, de Rocio Durcal... y alguna de Selena, creo.

    ResponderEliminar
  2. Vale!! yo llevo el tequila!! Pero te aviso que no canto nada bien.

    ResponderEliminar
  3. ayay!que risa me dio, me encantaria escucharte cantar sin embargo, hace anios que no tengo una fiesta con tequila caray. quisiera suenios asi, no que ultimamente estoy teniedo cada suenito que me despierto toda agotada.. uff.al menos como dices que bueno que los recordamos. te mando un fuerte abrazo xx

    ResponderEliminar
  4. Uy Azu cuando quieras te doy la receta para tener sueños de lujo, mira para que te des una idea: hoy soñé que estaba en un concierto de Bosé, no en primera fila, sino trasbambalinas. El concierto incluía efectos de luces que recuerdo perfecto, las canciones y el bailando. Al final del concierto una amiga y yo lo acompañamos al estacionamiento a que tomara su avión, que el mismo pilotearía. ¿Que tal, eh?

    Otro abrazo para ti Azu

    ResponderEliminar
  5. Coincido contigo en la belleza de los sueños y en que, quizá, si se convirtiesen en realidad tal cual los imaginamos, perderían su encanto... No hay nada que nos guste tanto como lo que no podemos tener... Besotes.

    ResponderEliminar