El blog de Pucca está en obras. Vuelvo pronto, ya casi queda

20 mayo 2009

1

Táctica y estrategia en mi historia

Era una habitación poco usada, sus dos paredes que se complementaban por otras dos cubiertas de vidrio y herrería, la volvían una especie de pecera, aunque parecía más una jaula caliente. Por las tardes daba el sol directamente y con un poco de paciencia se podía ver salir humo de la media pared de herrería.

Sin embargo, justo ahí se pusieron una pequeña sala, una mesa grande y un librero, razón de más para que yo pasara largos ratos en el sauna particular. Ese cuarto también servía para mantenerme lejos de los ruidos de la televisión, música y demás ruidos que se generan en una casa normal. Si, para dormir una siesta busco el silencio. Así que mis dos enormes gustos: leer y dormir me llevaban continuamente a la biblioteca caliente de la calle Esmeralda.

Para completar el ambiente de conocimiento y reflexión, mi madre puso en la pared un par de litografías. No recuerdo palabras de una, solo una rosa roja con fondo negro, ya me dirán mis hermanas de qué se trataba. Pero la otra la recuerdo, incluso más allá de eso, la siento.

Invertí miles de minutos leyéndola, entendiéndola y haciéndola mía. Era una litografía de un poema de Mario Benedetti: Táctica y Estrategia. Un poema que antes de gustarme, lo memoricé. Casi podría decir que fue la puerta que una vez cruzada me hizo buscar más poemas que memorizar. Pero como dice la nana: "esa es otra historia".

Al ver la noticia de que Mario Benedetti había fallecido, después de varios sustos en las últimas semanas. Es una pena su partida física, pero con un legado como el de él, su presencia es inmortal entre nosotros.

Compartida como soy dejo aquí el poema que a escasos años me atrapó y que tal vez sea el culpable de que muy en el fondo sea yo una romántica empalagosa.


1 comentario:

  1. Me impresiona la cantidad de personas que se impactaron con la muerte de Benedetti, de verdad yo lo sentí muy hondo, como si hubiera sido uno de esos profesores que te marcan o te cambian la vida... Te recomiendo mucho que leas su narrativa, es sencilla pero genial.

    Un abrazo

    ResponderEliminar